domingo, 4 de diciembre de 2011

Cuántos funcionarios somos

El funcionario: Blanco perfecto (ver fuente)

En esta entrada del blog me parece interesante, cual funcionario adiestrado, no debatir si somos muchos o pocos, sino derivar el debate a cómo está repartido el número de funcionarios en nuestro país. Cuando yo me enteré de estos detalles, tengo que decir que mi percepción sobre si somos muchos funcionarios o no, cambió bastante.

Los datos que paso a comentar son públicos y descargables del Registro Central de Personal desde la web del Ministerio de Política Territorial y Administraciones Públicas (dejo el link aquí).

Hay que entender la administración pública (funcionarios) como una mesa de cuatro patas:
  • La Admninistración Pública Estatal (AGE, Justicia, Seguridad, EPES y OOPP)
  • La Administración de las Comunidades Autónomas
  • La Administración Local (Ayuntamientos)
  • Las Universidades



Entonces, ¿cuántos funcionarios en total hay en España...?

La cifra a mediados del año 2010 es de, aproximadamente 2,5 millones de funcionarios. Pero ojo, aquí entran tanto funcionarios de carrera como personal laboral y otro personal (mira mis conclusiones al final)
Además, lo que me parece más curioso del tema y lo que debería conocer todo hijo de vecino que pretenda dar una opinión al respecto, es cómo se reparten los trabajadores en la Administración.

En el quesito de la estadística oficial (mira abajo), se pueden ver como datos curiosos lo siguiente:
  • El 75% se lo reparten las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, mientras que el 22% de los trabajadores pertenecen a la AGE.
  • Del 22% anterior, casi la mitad lo ocupan las fuerzas de seguridad (policías, bomberos...)
  • En la AGE, el grueso de los funcionarios se lo reparten entre los trabajadores de la Seguridad Social, la Agencia Tributaria y los Ministerios (cuidado, no confundir con el Presidente y sus Ministros. Estos van por otro lado)
  • En las Comunidades Autónomas, la mayoría del personal pertenece a Sanidad y Educación. Estas áreas están profundamente descentralizadas.
  • En la Administración Local, casi la totalidad del personal son funcionarios que pertenecen a los Ayuntamientos.
  • El personal de las Universidades y de Justicia (esta última también descentralizada) se refleja en poco más del 5% del total.

Y además hay que tener en cuenta el número de trabajadores con situaciones distintas a la de un funcionario de carrera (que en los típicos comentarios a la ligera se mete todo en el mismo saco).
De ello se extrae que, de los 2,5 millones de 'funcionarios':
  • el 60% son funcionarios de carrera,
  • el 25% son trabajadores en condición de personal laboral y,
  • el otro 15% restante en otro tipo de situación laboral (interino, personal eventual, ...)

    Cuanto menos curioso, ¿no?

    Boletín estadístico del Registro Central de Personal


    Boletín estadístico del Registro Central de Personal


      7 comentarios:

      1. Saludos TinnYaw y gracias por intentar educar un poco sobre uno de los colectivos más demonizados.

        Aunque para el resto de los mortales somos todos "funcionarios", estrictamente hablando funcionarios sólo somos los de carrera y los interinos, es decir, todos los que tenemos una relación estatutaria con alguna administración. Cuando se añaden los laborales etc, lo correcto es hablar en general de "empleados públicos". Y luego está el proceloso océano de las empresas públicas, pero eso ya es otra historia :)

        Eché de menos las conclusiones que decías y que no se si se quedaron fuera por error. Pero algo que conoce poca gente es que el número de empleados públicos en España, a pesar de la ineficiencia del modelo autonómico, es más bien bajo si se le compara con el resto de Europa. De productividad hablamos otro día, yo también conozco casos típicos de chiste de Forges, eh, pero para criticar eso primero hay que entender por qué pasa y cuáles son malas y buenas soluciones, algo que seguramente daría "chicha" para más de un post.

        Dado que uno de los mitos más extendidos es el de la cantidad, está bien empezar con algunos datos reales.

        ResponderEliminar
      2. Los números callan más bocas que cualquier otra cosa.

        Y el dibujo que preside el artículo habla por sí solo.

        Sencillamente GENIAL y con más razón que un santo.

        ResponderEliminar
      3. Me parece una auténtica pasada lo de las CC.AA

        ResponderEliminar
      4. Que pasa figura , soy jose ,

        He leido todo lo que escribes, y no pongo en duda , que tus números sean correctos, pero no veo a donde quieres llegar, ¿ te refieres a que estan mal repartidos los efectivos entre las diferentes administraciones ?

        Cierto es que no todo el mundo es fijo, como tu dices hay funcionarios de carrera , interinos y personal contratado por la administración.

        No niego que haya funcionarios que tengan mucha carga de trabajo y sean buenos profesionales, pero otros le echan un rostro que para que... (lo se de primera mano)

        Tu me comentaste el otro día que eso tambien ocurre en la empresa privada, y te di la razón, pero hay una salvedad, que en la privada te vas a la calle echando ostias por tener ciertas actitudes.

        Pienso como te dije que esas actitudes van provocadas por la sensación de inmunidad que hay , de que no pasa nada... Esto es una opinión personal.
        Si se controlase mucho mas la productividad se veria como mucho listo espabilaría.
        Ya que las consecuencias de estas conductas las pagamos todos y sería mas beneficioso para todos y esto ayudaria a los funcionarios a limpiar esa imagen de colectivo "vago" por asi decir que salpica injustamente a todos los funcionarios, por culpa de unos pocos.

        Un abrazo amigo
        Jose

        ResponderEliminar
      5. Las cifras son las cifras, que le vamos a hacer. Aún así falta por contabilizar al político que fue nombrado secratario de estado, o algo similar, y cesado en el BOE con agradecimiento por los servicios prestados, supongamos que en en un mes del año 2009 y retornado a sus tareas privadas.
        Pues a finales del año 2010 recibo, con acuse de recibo, un documento oficial firmado por el tal Secretario de estado, o algo similar (no entiendo de esto) y con la fecha un año posterior a su agradecido cese al ladito de su cargo y firma.
        Que yo sepa estos cargos, que no están en la estadistica, cuando cesan siguen cobrando de los presupuestos, pero trabajando no tengo ni idea, más cuando había sido nombrado otro nuevo secretario.

        ResponderEliminar
      6. la mitad tienen que ir a la puta calle, y la otra mitad gestionados por entidades privadas

        ResponderEliminar